top of page

Optimización del Rendimiento del Deportista: el Papel de la Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca en el Entrenamiento y la Evaluación de la Salud

 

La Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca (VFC) se refiere a la variación del tiempo entre latidos. A diferencia del tic-tac constante de un reloj, los latidos del corazón se ajustan según las funciones vitales. La VFC mide esta variabilidad.



1. La VFC en la evaluación de la función del sistema nervioso autónomo


La VFC puede evaluar la función del sistema nervioso autónomo (SNA), que controla funciones involuntarias como la actividad cardiaca, la digestión, la actividad de las glándulas y la respiración [1]. El SNA está formado por el sistema nervioso simpático (SNS), que envía señales a todo el cuerpo para controlar el estado de alerta y puede considerarse como el «pedal del acelerador en un coche». Por el contrario, el sistema nervioso parasimpático (SNP) controla el descanso y las funciones digestivas y puede compararse con el «pedal de freno en un coche».


Figura 1: El panel izquierdo ilustra las funciones controladas por el Sistema Nervioso Simpático, responsable del estado de alerta. En el lado derecho, se representan las funciones controladas por el Sistema Nervioso Parasimpático. La VFC indica la eficacia de la transición entre estas dos ramas del Sistema Nervioso Autónomo.


El SNA desempeña un papel crucial en la respuesta al entrenamiento y proporciona información sobre la adaptación funcional a estímulos de entrenamiento específicos [2]. Una VFC alta indica un SNA sano y adaptable, lo que sugiere que el deportista está preparado para rendir. Una VFC baja puede indicar enfermedad, fatiga, estrés o sobreentrenamiento, y la VFC varía con la edad, el sexo y el nivel de forma física.



2. Factores que influyen en la VFC e importancia de su seguimiento


La VFC suele disminuir con la edad; sin embargo, se ha demostrado que la actividad física atenúa este descenso. En un estudio en el que se compararon atletas de 50 años (corredores de resistencia y velocistas) con participantes sedentarios de la misma edad y personas activas de 25 años, se observó que los atletas de mediana edad tenían valores de VFC similares a los de las personas activas más jóvenes, mientras que los participantes sedentarios mostraban un descenso [3]. Además, la VFC puede verse influida por varios factores aparte del entrenamiento, como el estrés psicológico, la calidad del sueño, la nutrición y la salud en general [1]. Por lo tanto, es importante hacer un seguimiento de cómo se encuentran los deportistas fuera del entrenamiento y ajustar sus programas cuando sea necesario.


3. Utilización de la VFC para la gestión del entrenamiento


La VFC es útil para controlar el estado de recuperación de los deportistas, gestionar la carga de entrenamiento e identificar un posible sobreentrenamiento. Mediante el control de la VFC, los entrenadores pueden tomar decisiones informadas sobre el ajuste de la intensidad, el volumen y los periodos de recuperación de sus deportistas. Medir la VFC es fácil y sencillo. Los médicos pueden medirla mediante un electrocardiograma (ECG), pero los actuales smartwatches y pulsómetros (que también son precisos) pueden medir la VFC. Estos datos pueden proporcionar información valiosa sobre el rendimiento y la salud general de un deportista, indicando cualquier desequilibrio en su sistema autonómico. Sin embargo, la VFC debe utilizarse junto con otros marcadores del entrenamiento y la recuperación.


Como coach de carrerar, me gusta controlar los datos de la VFC junto con otros marcadores de fatiga y forma a través de plataformas como TrainingPeaks. Los atletas también pueden compartir con sus entrenadores los datos de VFC recogidos en sus relojes.



4. En resumen


Para prevenir cualquier problema con los deportistas, es importante saber cómo están y aplicar estrategias para mejorar el descanso y el bienestar. Técnicas como una respiración adecuada, estrategias de mindfulness, un descanso adecuado y la incorporación de actividades más sencillas durante los periodos de desequilibrio son beneficiosas.


La VFC es una métrica nueva y muy útil para el seguimiento del rendimiento y la salud general de los deportistas, aunque no debería ser la única. Si los desequilibrios persisten a pesar de un descanso adecuado, siempre es una buena idea buscar ayuda de un profesional. Entrenar puede ser divertido, pero es importante equilibrar la intensidad con la recuperación.

 


 REFERENCES

1              Tiwari, R., Kumar, R., Malik, S., Raj, T. & Kumar, P. Analysis of Heart Rate Variability and Implication of Different Factors on Heart Rate Variability. Curr Cardiol Rev 17, e160721189770 (2021). https://doi.org/10.2174/1573403x16999201231203854

2              Buchheit, M. et al. Monitoring endurance running performance using cardiac parasympathetic function. European Journal of Applied Physiology 108, 1153-1167 (2010). https://doi.org/10.1007/s00421-009-1317-x

3              Deus, L. A. et al. Heart rate variability in middle-aged sprint and endurance athletes. Physiol Behav 205, 39-43 (2019). https://doi.org/10.1016/j.physbeh.2018.10.018

 

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page